Saltar al contenido

Cuidados para tener una fotinia sana y vigorosa

Una de las ventajas más destacadas de las fotinias es que estas plantas no requieren un mantenimiento tan riguroso a diferencia de otros tipos de arbustos. Además suelen progresar bastante bien en multiplicidad de suelos y soportar bastante bien varios tipos de climas.

¿Cómo se debe cuidar la fotinia?

Al sembrar cualquiera de las variaciones de la fotinia, hay ciertos cuidados que ciertamente son sencillos, pero no dejan de ser esenciales para mantenerla sana, estos son:

  • La temperatura: Para que la fotinia permanezca sana, se debe plantar en una zona en la que exista una temperatura entre 10º y 18ºC. Soporta bien las variaciones climáticas pero lo ideal es que permanezca a una temperatura con estos niveles.
  • La iluminación: Es este aspecto la fotinia es bastante versátil pues se desarrolla y se mantiene muy bien en climas soleados y en climas con sombra. Lo ideal es sembrarla en algún lugar en el que reciba una buena porción de luz solar y posteriormente se ensombrezca el espacio.
  • La calidad del  suelo: Tampoco suele ser muy exigente respecto al tipo de suelo en el que se planta. Sin embargo, lo más conveniente es que el suelo sea rico en nutrientes y tenga un buen drenaje. Es conveniente el suministro de abono orgánico un par de veces al año para que la planta se desarrolle con mayor fuerza.
  • El riego: No es conveniente regar con tanta frecuencia la fotinia, tampoco debe ser tan abundante. En los meses de verano se recomienda un riego de 3 veces cada semana mientras que en el invierno, con regarla una vez por semana será suficiente para mantenerla hidratada.
  • La poda: Si se plantó con la intención de la formación de setos es bueno hacer poda frecuente para su mantenimiento. Las podas más drásticas deben realizarse en los meses de invierno. Ahora si se quiere un arbusto más rojo, es conveniente podarlo con mayor frecuencia pues los brotes muy jóvenes vienen con una coloración aún mayor.
  • Uso de fungicidas: Si bien esta planta no suele ser muy propensa a enfermarse, en ocasiones puede presentar hongos que causan las tan comunes manchas foliares. Debe tratarse a tiempo, de lo contrario, puede llegar a matar el arbusto. Para acabar con estos hongos, es conveniente aplicarle a la planta fungicidas sistémicos.

Con estos simples cuidados, será suficiente para mantener el arbusto de la fotinia en el mejor estado.